31/10/11

Ni te declaro la guerra ni tú me firmas la paz. Y el planeta baila su gangrena, y otra vez volvieron a embarrar la fiesta los idiotas en celo y las sopranos con tos. Y hoy me quedo mudo para oír lo que nunca te supe decir... No perfumes tanto la verdad que si ando muerto es de tanto resucitar